Portabilidad Numérica en América Latina: Condición necesaria, pero insuficiente para la competencia

La portabilidad numérica es un procedimiento que permite conservar un número de marcación cuando se decide cambiar a un operador o proveedor del servicio distinto al actualmente contratado. En algunos países, el uso de esta herramienta es considerada un derecho de los usuarios que tiene el propósito de impulsar la competencia en el mercado, así como de disminuir los costos asociados a la migración entre operadores.

Los beneficios de la portabilidad numérica realizada con eficacia son diversos. Por un lado, el usuario que decide cambiar de operador no debe enfrentar la tediosa tarea de informar a contactos, prestadores de servicios, entre otros, sobre un eventual cambio de número telefónico. Al mismo tiempo, se beneficia de mejores servicios, promociones e incentivos que los operadores están dispuestos a ofrecer por migrar a su red. De esta forma, la medida, si bien no es suficiente por sí misma, permite habilitar la competencia entre los jugadores en el mercado.

En la región latinoamericana, la implementación de la portabilidad numérica en el segmento móvil registra una trayectoria diferenciada entre mercados. Al analizar la evolución de las portaciones efectuadas en cinco países de la región, a saber, Argentina, Brasil, Chile, México y Perú, que concentran una cantidad de líneas móviles equivalente al 74.6% del total regional, es posible distinguir los efectos de referidos contrastes.

Si bien, la simple existencia de la portabilidad en estos mercados ha impactado de forma positiva las ofertas comerciales, a partir de la introducción de beneficios especiales a clientes que decidan migrar, la efectividad de esta medida aún se ve limitada por la subsistencia de distintos aprisionamientos con efectos disuasivos sobre los usuarios. Tales aprisionamientos pueden tener su origen por distintos factores: las reglas del proceso de portabilidad, el cobro de penalizaciones, los retrasos injustificados por parte de operadores, la falta de información o desconocimiento del procedimiento por parte de los consumidores, entre otros.

 

Portabilidad Numérica en América Latina

(Portaciones como proporción de las líneas móviles, %)

  Fuente:  The Competitive Intelligence Unit con Información de Órganos Reguladores

Fuente: The Competitive Intelligence Unit con Información de Órganos Reguladores

Como se muestra en la gráfica, entre los países analizados, es posible distinguir dos grupos de países con respecto a su dinámica de portaciones como proporción del total de líneas móviles: Chile, México y Perú, que registran una tendencia claramente ascendente, al tiempo que, en Argentina y Brasil, las portaciones se han mantenido en niveles sistemática y comparativamente bajos.

Así, mientras que en Chile se portaron el equivalente a 4.8% del total de líneas móviles del país, en México 4.1% y Perú (1.6%) durante el segundo trimestre de 2017, en el caso de Argentina apenas 0.5% y Brasil 0.4%.

En términos generales, en los países del primer grupo, los niveles de portabilidad despuntaron como resultado de los menores aprisionamientos para los usuarios frente a los que subsisten en los países del segundo grupo.

En los casos de México y Perú, mejoras subsecuentes a sus mecánicas de portabilidad originales (febrero de 2015 y julio de 2014 respectivamente) permitieron facilitar el proceso y detonar una dinámica ascendente en portabilidad en beneficio de sus consumidores. Adicionalmente, en los tres países pertenecientes a este grupo existen salvaguardas regulatorias a la portabilidad que han disminuido de forma considerable los costos comúnmente asociados al proceso (e.g. en tiempo y dinero). En México y Perú, por ejemplo, es obligatoria la gratuidad del proceso al tiempo que están prohibidas las penalizaciones por concepto de terminación anticipada en servicios, mientras que en Chile existe la posibilidad de que el operador receptor asuma la deuda, en caso de existirla, que el cliente mantenga con el operador donante.

Comparativo sobre la Normatividad en Portabilidad Numérica Móvil en Países de Latinoamérica

  Fuente:  The Competitive Intelligence Unit con base en la normatividad local por país

Fuente: The Competitive Intelligence Unit con base en la normatividad local por país

Los países que conforman el segundo grupo (Argentina y Brasil) registran niveles comparativamente bajos, 10.5 y 8.8 veces menores que el aquel alcanzado por el país puntero en esta métrica (Chile).

La dinámica de portabilidad en estos países se ve frenada por normativas que elevan el costo asociado a la migración. Por un lado, en ambos países se consideran tiempos de transferencia mayores a los del resto (hasta tres días en el caso de Brasil y hasta diez días en el caso de Argentina). En ambos casos, los suscriptores a planes de postpago que deciden realizar la portabilidad antes de finalizar el periodo obligatorio de su contrato pueden enfrentar multas por terminación de servicio anticipada, adicionales a los montos o multas aplicables por concepto del equipo adquirido. Lo anterior, entre otros factores, ha resultado en bajos niveles de portabilidad con una tendencia plana, circunstancias que limitan los efectos que la portabilidad pueda tener sobre la competencia en el mercado y el bienestar de los consumidores.

Por los incentivos que genera sobre la oferta de servicios en condiciones equitativas entre operadores, la portabilidad numérica es una herramienta habilitadora la competencia, pero que por sí misma y sin un marco regulatorio consistente con los fines que esta persigue, su eficacia puede ser acotada. En otras palabras, es una medida necesaria, más no suficiente para la consecución de competencia efectiva. Incluso en los países donde se registra una mayor utilización entre las líneas móviles, si no existen las condiciones regulatorias de promoción a la competencia adecuadas, la portabilidad puede no contribuir de forma sustancial a la desconcentración de los mercados.

Existen mercados donde la dinámica competitiva entre operadores, aunada a un marco regulatorio eficiente en términos de portabilidad, permiten una desconcentración continua en términos de líneas o suscripciones. Tal es el caso de Chile, país en el que los operadores entrantes y pequeños han logrado incrementos importantes en su participación de mercado atrayendo usuarios de otras compañías mediante la formulación de ofertas disruptivas y competitivos.

No obstante, en mercados con síntomas de escasa competencia, como es el caso de México, la portabilidad numérica puede no contribuir de forma inequívoca a la desconcentración del mercado. En el caso de este país, aunque la normatividad aplicable a la portabilidad ha permitido su funcionamiento efectivo y expedito, aunado al uso creciente entre los suscriptores móviles, la deficiente e insuficiente aplicación de medidas regulatorias a favor de la competencia ha permitido al operador incumbente constituirse como el único ganador neto en líneas portadas.

The CIU