Usos y Actitudes en Aplicaciones de Ligue

Con el surgimiento de los Smartphones surgió también una nueva forma de “ligar” desde la palma de la mano. Es así como desde el lanzamiento de Grindr en 2009, se puso en operación la primera aplicación para hacer más eficiente la labor de Eros y hasta de Cupido entre hombres gay y bisexuales que buscan pareja. Con ello, expandió el espectro de emparejamiento y abrió un nuevo panorama del modelo del romance.

Explorémoslo en números. Al cierre de 2017, 29.3% de los internautas en México utilizan (o han utilizado) apps de ligue, es decir 21.7 millones de suscriptores quienes buscan potenciar su ser romántico, conocer personas o simplemente, tener un encuentro sexual.

Motivación y efectividad de uso

Pero amerita preguntarnos, ¿qué es lo que buscan en realidad los suscriptores de estas aplicaciones? 27.3% las eligen para encontrar a su media naranja, 31.8% con la finalidad de tener un one night stand y el resto (40.9%) las utiliza para conocer personas, aunque realmente no mencionan que tipo de amigos y el abanico de oportunidades es amplio y variado.

Para esto, la frecuencia promedio de acceso a estas aplicaciones es cada 10.3 días. Sin embargo, más allá del acceso y frecuencia de uso, es importante conocer qué tan efectivas resultan estas apps.

De esta manera, aquellos usuarios que mencionaron entrar al menos una vez al mes tienen una cita o encuentro físico cada 2.4 meses, mientras que aquellos usuarios con una frecuencia de acceso que supera el mes concreta un encuentro cada 3.8 meses. Clarísima correlación positiva entre frecuencia de acceso y efectividad de las aplicaciones de ligue, así que si buscas con quien pasar el fin de semana tendrás que dedicar varias horas al romance digital. Así, mientras más voy al antro digital, más anoto.

Efectividad de los usuarios para concretar citas/tener encuentros físicos en apps de ligue

 
  Fuente:  The Competitive Intelligence Unit, 2018

Fuente: The Competitive Intelligence Unit, 2018

 

Atributos buscados

Si estás pensando en descargar una aplicación o cuentas con una y ves que tu efectividad no empata con la del promedio, puede ser que estés siguiendo la línea equivocada para lucir atractivo en el mercado del romance digital.

Entre los usuarios que buscan agilizar la tarea del ligue, 34.4% elegiría a una persona con la cual tenga intereses en común, además de que 4.2% busca una persona que no tenga otro tipo de compromisos (sea solter@!) e incluso 3.4% está interesado en que el prospecto tenga un buen empleo.

Atributos buscados por motivación de uso

 
  Fuente:  The Competitive Intelligence Unit, 2018

Fuente: The Competitive Intelligence Unit, 2018

 

Sin embargo, para aquellos quienes Cupido no es tan relevante como Eros y sólo buscan un one night stand, mencionaron que lo más importante es la apariencia física de la persona. 43.9% mencionó que buscan a alguien guapo/guapa y 28.8% espera que la persona con la que van a tener un encuentro cuente con un buen físico.

Llama la atención que en ocasiones el ‘león no es como lo pintan’, al menos no como se pinta a sí mismo. Tal que 23.1% de los usuarios de aplicaciones de ligue mencionaron que utilizan Photoshop o alguna aplicación que los haga ver más atractivos a fin de incrementar el número de Matchs o ligues. Por ello, es probable que te lleves una sorpresa y no precisamente agradable cuando conozcas a alguno de ellos. Incluso, algunas personas agregan en su descripción “si no te pareces al de la foto, pagas las cervezas hasta que te parezcas” así que si es tu caso al menos no olvides la tarjeta de crédito para poder llevar la cita a buen puerto.

Aun cuando estas aplicaciones llevan varios años en el mercado, es en los más recientes en los que ha incrementado su popularidad y seguramente continuará su trayectoria al alza en el número de usuarios en aquellos por venir.

De esta forma, Cupido tendrá menos trabajo y aquellos solteros, casados o con pareja podrán seguir buscando a su media naranja o alguien con quien pasar un rato agradable vía un solo toque o deslice a la derecha.

Rolando Alamilla